NI TIENE JUSTIFICACIÓN EL TERRORISMO NI ES LIBERTAD DE EXPRESIÓN INSULTAR A MILLONES DE CREYENTES

Condenamos enérgicamente los atentados terroristas cometidos en Francia así como cualquier forma de violencia. Pero con la misma energía afirmamos que la libertad de insulto no construye una cultura de paz. Es lamentable el espectáculo mediático montado estos días por los falsos demócratas. Causa estupor ver defender la libertad de expresión a los mismos que la impiden en sus propios países y que la aplastan a sangre y fuego en sus neocolonias: La guerra de Libia se organizó en París, por el entonces presidente Sarcozy, y Hollande bajo pretexto de intervención humanitaria salvaguardó sus intereses en el desierto a costa de víctimas civiles. Nadie exige responsabiliades a Francia por estos hechos. Pero es que además la libertad de expresión todavía es un sueño inalcanzable para la mayoría de la humanidad. Recordamos la larga lista de países donde se paga con cárcel e incluso con la vida el derecho de todo ser humano a su libertad de expresión: China, México, Egipto, Arabia Saudí… por recordar los más recientes

Detrás de los atentados de Francia hay un estado de guerra global donde la mayor responsabilidad la tienen las grandes superpotencias. El fundamentalismo también es responsabilidad de Occidente y de sus aliados en el mundo árabe. Aminata Traoré, exministra de Mali lo expresa así: El imperialismo colectivo necesita explotar los rencores y resentimientos de la población que se siente marginada. Lo denuncia también Béchara Boutros Raї, Patriarca maronita de Antioquía y de todo Medio Oriente: El fundamentalismo ha sido forjado con armas y dinero de Occidente. Que Europa asuma su responsabilidad. Además el fundamentalismo se alimenta de otros males de Occidente: su apoyo a regímenes corruptos, la explotación del petróleo y su decadencia moral. Richard Clark, asesor de lucha antiterrorista de tres gobiernos norteamericanos también publicó: … George W. Bush emprendió una guerra innecesaria y costosa en Irak que fortaleció el movimiento radical y fundamentalista del terrorismo islámico en todo el mundo. … Bush politizó el antiterrorismo para asegurarse victorias electorales

El poder de Francia (políticos y medios de comunicación fundamentalmente) está utilizando el atentado terrorista para dividir a la sociedad, y de paso erigirse en baluarte de las libertades intentando apuntalar a una carcomida Unión Europa que se derrumba enferma de corrupción y que mantiene a millones de sus hijos en el paro o la explotación laboral y humillados a los inmigrantes que la han enriquecido en las últimas décadas. Las condiciones de esclavitud o semiesclavitud a las que se somete a los trabajadores inmigrantes de origen musulmán quedó sobradamente demostrado en el libro “Cabeza de turco” de Gunter Wallraf escrito hace más de treinta años. Los hijos de esos primeros inmigrantes son europeos y son musulmanes –más o menos practicantes-. En Europa ni hay auténtica libertad ni hay democracia real pero no se habla de otra cosa estos días: el atentado a “nuestros valores”. Hay una manera muy rentable de mantener controlados política/policialmente a los trabajadores inmigrantes de origen musulmán: explotar la solución fácil de “creerse con la conciencia tranquila identificando el camino religioso del Islam con el integrismo de sus extremistas”. Estas palabras fueron escritas por un francés que vivió en antiguas colonias francesas que sabía que moriría a manos de terroristas autoproclamados islamistas. Su nombre es Christian de Chergé, uno de los mártires de Thiberine.

Se pide a los musulmanes que se pronuncien contra los atentados del terrorismo “islamista” como si todos fueran potenciales terroristas, silenciando que son sus primeras víctimas. Ignoramos –porque lo silencian los medios de comunicación deliberadamente- que se juegan la vida por hacerlo. Hace dos meses dos imanes fueron decapitados en Nigeria por condenar la violencia terrorista de Boko Haram. A los pocos días más de 100 personas murieron a la hora de la oración del viernes en una mezquita cuyo imán había predicado la semana anterior contra el terrorismo de la secta terrorista. Como dicen los inmigrantes nigerianos: “Hay ciudadanos, y ciudadanos, los franceses son ciudadanos de primera clase, nosotros somos de segunda. 2.000 de nuestros muertos no llegan a tener el valor de un muerto francés. Así es el mundo, nosotros al menos somos conscientes, vosotros Europeos, con vuestra hipocresía no queréis ser conscientes de ello, porque eso rompería vuestra imagen de «buenos», «tolerantes»,,, pero el daño que hacéis en el mundo entero está ahí, existe… aunque un francés valga más que un millón de nigerianos». La lista de víctimas ejecutadas por el terrorismo es larga: Pakistán, Afganistán, Mali, Kenia… por no hablar de Siria e Irak. La mayoría son musulmanes. ¿Cuántos medios occidentales lo han publicado? ¿Cuántas personas han salido a la calle en solidaridad con las víctimas? Los pobres siguen siendo silenciados.

Nos dice Aminata Traoré que son los dirigentes del Norte y del Sur los que dan lecciones de democracia y rompen la paz al mismo tiempo, que somos los pueblos agredidos del Norte y del Sur los que tenemos que hacer converger nuestras luchas para hacer frente a tanta barbarie.

María de Val

3 Comentarios

  1. Valiente artículo que va más allá de la reacción simplista que están jaleando los MCS. Ya se que es «políticamente incorrecto» pero me niego a decir «YO SOY CHARLIE HEDBO». Me llama a atención que haya triunfado la identificación con esa persona en concreto como lema de las manifestaciones: ¿y los trabajadores asesinados? ¿se trata de un «conmigo o contra mí» en cuento a la actitud hacia las creencias de los demás?

    • Efectivamente. Muchos ya han dicho «Yo no soy….» no quiero repetirlo para no darle más publicidad. Se trata de ¡Tener cabeza propia!. La libertad de expresión es otra cosa. Si no une a la Justicia se convierte en una moda consumista más.

  2. He seguido bastante los acontecimientos estos. Me hubiera gustado que alguien criticara la labor de estos caricaturistas tocapelotas a los que ahora quieren proclamar como héroes. Que alguien hubiera dicho con claridad: Basta ya de provocaciones. La libertad de expresión por encima de todo? Pues va a ser que no.
    Perdón, perdón, perdón. Si que he oído a alguien, no recuerdo a quien, hablar de los que hacen esas caricaturas: Dicen que aunque la tirada habitual de esta revista suele rondar los 60.000 ejemplares, el miércoles próximo va a ser de un millón, y que les han concedido una subvención de más de un millón de euros, y que lo van a hacer desde sus casas, y que se buscan seis dibujantes, y que prefieren morir de pie que arrodillarse y bla bla bla
    De veras, con el corazón lo digo, no le veo sentido a esta guerra. A ninguna, pero esta es morrocotudamente absurda. No merece la pena inmolarse en aras a una libertad de expresión que pone en serio peligro la seguridad nacional. No merece la pena despertar la sed de venganza de quienes se van a considerar mártires después de hacer otra matanza. Porque van a morir matando.
    La libertad de expresión es un pilar de las democracias, de acuerdo, pero tiene sus límites, su línea roja que no deberíamos traspasar. Además vuestras caricaturas son burdos plagios de las que hicieron los suecos hace varios años, no tienen en absoluto el menor valor artístico. Vuestra revistilla es cutre total, pura provocación a más de mil quinientos millones de ignorantes fanáticos. No se lo merecen, ellos nunca ridiculizaron ni a Jesucristo ni al Papa, parecen no tener el humor suficiente, pero hay miles de ellos dispuestos a inmolarse y convertirse en mártires por Ala y por acullá, a morir matando.
    Que sí, que han matado a mansalva a todos los dibujantes que han podido. Muy mal pero que muy mal hecho. Que han rematado en el suelo a un policía malherido. Peor. Pero y la policía francesa qué ha hecho? Esos 90.000 policías desplegados para cazar a tres descerebrados qué han hecho? Exactamente lo mismo. Leí que tenían órdenes de capturarlos vivos. Pero qué va. Así antes terminamos la faena y nos vamos a casa, y que venga Ala y se lleve el fiambre al paraíso prometido. Mañana la prensa alabará la eficacia de noventa mil policías luchando contra tres moritos de mierda.
    De veras creéis merece la pena el riesgo que corréis, vosotros y los rehenes, y la gente que esté alrededor?
    Pedid disculpas necios, los que habéis quedado vivos y dedicaros a algo más productivo… falsos héroes

    Je ne suis pas Charlie

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *