Noticia de la Semana Noticias — 14 junio 2017 — IMPRIMIR
A los bien nacidos

amancio_ortegaParece España dividida últimamente a causa de las distintas opiniones respecto a las donaciones de unos equipos oncológicos valorados en 320 millones de euros por parte de la Fundación Amancio Ortega. Los hay que ensalzan la figura del fundador de Zara hasta los altares de la santidad, o los que, simplemente, creen que es de bien nacido ser agradecido; pero también hay quien recrimina lo irrisorio de la donación (comparada con su fortuna), la elusión de impuestos del entramado empresarial de Amancio Ortega o los escándalos (no pocos) de esclavitud infantil y explotación laboral encontrados en la cadena de producción de INDITEX.

Entre las exaltaciones de gratitud de los primeros, los “bien nacidos”; se esgrime como telón de fondo un reproche hacia Podemos, como si en ellos estuviese el origen de las críticas a la tan cacareada donación.

Lo cierto es que han sido colectivos integrados en la Federación de Asociaciones para la Defensa de la Sanidad Pública los primeros en alzar la voz contra estas donaciones [1]. Además existen muchas asociaciones en todo el mundo denunciando el salvaje sistema de producción del imperio gallego. En el partido SAIn llevamos más de 10 años denunciando que la deslocalización de la producción de INDITEX ha generado paro aquí y esclavitud en los países empobrecidos. Además creemos firmemente que los escándalos de esclavitud, y la puesta al descubierto del mecanismo de elusión de impuestos del imperio INDITEX, están directamente relacionados con la campaña de lavado de imagen que pretende este tipo de donaciones. [2]

Hay quien alega, que quizás no todo lo que hace INDITEX sea moral, pero sí es todo legal y que Amancio Ortega no tiene ninguna necesidad de hacer estas donaciones. Sin embargo, en los últimos 5 años se han puesto encima de la mesa hechos que deberían hacer reflexionar a cerca de la legalidad de las acciones de INDITEX.

INDITEX ha creado varias empresas en Suiza desde las que compra barato su propia producción de países como Bangladesh, Marruecos o Turquía; para venderla cara a España. Lo cual hace que las empresas de INDITEX asentadas en España, donde se tributa al 30%, apenas declaren beneficios. Y sus empresas “fantasma” que están situadas en paraísos fiscales generan, de forma artificiosa, beneficios estratosféricos…en algunos casos sin apenas empleados!!. [3] Hay ya europarlamentarios trabajando para que una nueva legislación europea deje de permitir este robo a gran escala.

Tampoco es legal utilizar esclavos en la cadena de producción. Y la fiscalía de San Paulo (Brasil) determinó oficialmente que Zara usó de forma consciente esclavos en su país. El pago de una indemnización de 1.5 millones de dólares es por “la efectiva constatación de trabajo en condiciones análogas a la esclavitud” [4]. Esto pese a la maniobra de cambio de titulares en la prensa española con la que se pretendió convertir el pago de una condena, en un acto de lucha contra la esclavitud infantil. Vamos, como si ahora convertimos a Sito Miñanco en adalid de la lucha contra la droga porque le expropiamos una casa para hacer un centro de terapia.

Tampoco es legal usar refugiados sirios en talleres clandestinos en Turquía como ha demostrado recientemente la cadena británica BCC [5]. Donde la sociedad española vio un motivo para exigir una mayor acogida de los refugiados que escapaban de la guerra, los directivos de Zara vieron una oportunidad de abaratar costes.

El gran crecimiento del imperio INDITEX se ha forjado en la primera década de este milenio gracias a la deslocalización de su cadena de producción. Maniobra que hizo que otras muchas empresas siguiesen sus pasos. Estas deslocalizaciones han contribuido, en gran medida, a que España registrase récords históricos en su tasa de paro. Solo con que los beneficios de las grandes empresas españolas no hubiesen tributado en paraísos fiscales (solo INDITEX se ha ahorrado más de 585 millones de euros según un reciente informe del Parlamento Europeo ), no habrían sido necesarios recortes en España.

Cuando la empresa de Arteixo era ya un gran negocio internacional, decidió dar el gran salto hacia una empresa salvajemente capitalista (esclavismo, elusión fiscal, especulación financiera…). Esto nos ha traído más paro, más recortes y unos cuantos equipos oncológicos. Lo que es de bien nacidos es solidarizarse con las víctimas que van dejando en el camino empresas como INDITEX.


[1] La ADSPC respecto a la donación de la Fundación Amancio Ortega al Gobierno de Canarias

[2] Totalmente insignificante

[3] Tax shopping

[4] Inditex paga 1,36 millones en Brasil tras una investigación por trabajo esclavo

[5] Los refugiados sirios que son explotados en fábricas de Turquía que producen para famosas marcas de ropa

 

Artículos relacionados

Compartir

Sobre el autor

invitado

(0) Comentarios

No se permiten comentarios.