Reforma del sector eléctrico


Otra subida de la luz en octubre, y ya van tres en lo que va de año

El gobierno ha inventado la forma de que los consumidores paguemos mucho más por la electricidad, independientemente de que la consumamos o no.

En agosto subió un 63% el término fijo (el de la potencia contratada) y bajó ligeramente (entre un 0,6 % y un 12%, dependiendo de la modalidad) el término variable (el de la energía consumida). Esto, que el Gobierno anunció como una subida del 3,2%, en la mayoría de las familias rondará un 25%.

 En el “mercado libre”, un autónomo con un pequeño taller o local comercial, con una potencia contratada por encima de los 15 kW, sufrió, sólo en agosto, una subida en el término fijo superior al 150%.

UNA REFORMA FALSA, UN SISTEMA OPACO SIN COMPETENCIA Y UNOS COSTES AL ALZA PARA PAGAR UN DEFICIT ARTIFICIAL.

El gobierno ha aprobado también la revisión automática de los peajes cuando haya una desviación de los costes del sistema superior al 2,5% de los ingresos, lo que garantiza las subidas de la luz sin necesidad de intervenir el Gobierno.

Al mismo tiempo justifica la urgencia de todos sus ajustes en la necesidad de acabar con el mal llamado “déficit de tarifa” (los ingresos recaudados vía tarifa no serían suficientes para pagar los costes del sistema) Este “déficit” continúa engordando desde hace más de 10 años hasta rondar los 30.000 millones de la actualidad.

¿Quién tiene la culpa de ese agujero? Los sucesivos gobiernos meten como “costes” todo aquello que les interesa.

El lobby eléctrico ha hecho bien su trabajo. El ministro Soria hace una falsa reforma del sector para que los consumidores paguemos más rápidamente un déficit artificial que ellos han creado. De esa manera tendremos que seguir abonando la energía y todo tipo de costes sobrevalorados, sin control y al alza, en un sistema totalmente opaco. Además de evitar competencia alguna, ni siquiera la de posibles pequeñas instalaciones generadoras de los propios ciudadanos.

Igual que pasó con Felipe González (trabajando para Gas Natural), Aznar y Elena Salgado (fichados por Endesa), ya habrá algún sillón reservado para pagar tantos favores.

Igual que pasó con Felipe González, Aznar, Elena Salgado y tantos otros, ya tendrá el gobierno actual algún sillón reservado en las eléctricas para pagar tantos favores.