Propuestas electorales para las elecciones europeas 2019 – Inmigración

Replantear los acuerdos económicos de la Unión Europea con los países de origen de los inmigrantes, evitando la eliminación de puestos de trabajo en los países de procedencia, primera causa de la inmigración y de empobrecimiento. Introducir acuerdos de verdadera colaboración, de igual a igual, no de cooperación (paternalista). Plantear los planes con ellos y no para ellos. Que las comunidades afectadas participen en las negociaciones y desarrollo y aprueben o rechacen los acuerdos o inversiones que les afecten. Un ejemplo claro son los acuerdos de pesca con países como Senegal, Marruecos, Gabón, Mauritania, etc. (*)

 

(*) Con los impuestos de los ciudadanos europeos se fomenta el saqueo de los recursos africanos” Adama Lam, vicepresidente del Grupo de armadores y empresas pesqueras senegalesas (GAIPES).

 

Establecer vías legales y seguras para migrantes y refugiados, empezando por los que permanecen en los campos de refugiados a las puertas de Europa (*) como medida inmediata. Como horizonte irrenunciable debemos exigir a la UE que cumpla y haga cumplir el artículo 13 de los Derechos humanos: “Toda persona tiene derecho a salir de cualquier país, incluso del propio, y a regresar a su país” (**)

 

(*) Según médicos sin fronteras sólo en el campo de Moria (Lesbos) viven hacinadas 8000 personas sufriendo todo tipo de violencia
(**) Según la propia Comisión Europea,  casi el 90 % de los refugiados y migrantes han pagado a la delincuencia organizada y a traficantes de seres humanos para que les hagan cruzar las fronteras

 

  1. Derogar la Disposición Adicional Décima de la LO 4/2000, que ampara las devoluciones sumarias (devoluciones en caliente).
  2. Derogación de la actual Ley de Extranjería y crear una ley de asilo, acogida e integración
  3. Eliminar los CIES y habilitar Centros de Acogida dignos para las personas migrantes. Con asistencia legal, social, médica y psicológica y traducción desde el primer momento.
  4. Desmilitarizar las fronteras europeas: priorizar el rescate y salvamento de personas en peligro de muerte. Asesoramiento y formación adecuada a los cuerpos de seguridad del Estado y otros agentes de acogida. Dedicar el dinero de FRONTEX a Salvamento en el Mediterráneo. Hacer prevalecer el Derecho Marítimo Internacional que obliga a todos los buques a auxiliar a quienes se encuentren en peligro independientemente de su nacionalidad, condición jurídica o las circunstancias en que se encuentren.
  5. Asegurar la protección y seguridad de niños y jóvenes migrantes, especialmente de los que viajan solos: Menores Extranjeros no acompañados (MENA)
  6. La Unión Europea debe condenar y sancionar a los países fronterizos que no respeten los Derechos Humanos y revertir los acuerdos de externalización de fronteras.

  1. Asegurar el trabajo y el salario digno para todas las personas impidiendo que, especialmente los migrantes, se conviertan en los nuevos esclavos. Replantear el tráfico de mercancías en Ceuta y Melilla que esclaviza y mata a las mujeres porteadoras y enriquece a las ciudades autónomas reconociéndoles el derecho a un trabajo y salario digno.
  2. Frente a la economía sumergida y de explotación, aumentar las inspecciones de trabajo y combatir la explotación laboral sobre todo en la agricultura, la hostelería y el trabajo doméstico, donde hay mayor número de personas migrantes.

Lucha contra las mafias y el proxenetismo. La prostitución es una forma de esclavitud y afecta sobre todo a las mujeres extranjeras. Proponemos que exista el turno de oficio especializado en trata. Así como la incautación de bienes a los tratantes, que deben ir destinados a la recuperación de las víctimas.

Tanto los llamados migrantes económicos como los refugiados deben ser acogidos y protegidos por igual bajo el amparo del derecho a asilo. Proteger especialmente a las familias priorizando la reagrupación familiar.  Favoreciendo el derecho a la educación, a la sanidad y otros servicios sociales.

Combatir los mitos que circulan en torno a los migrantes haciendo públicos los datos objetivos de su aportación a Europa en términos sociales y económicos evitando así que se dañe la convivencia y se impida su acceso a trabajos dignos, la valoración de su identidad y el mutuo enriquecimiento cultural.