Cartas Noticia de la Semana Noticias — 15 diciembre 2014 — IMPRIMIR
“SI ROMPES CON RAJOY…”

Existe una corriente de opinión dentro de la vida política española que quiere sacar del cementerio el concepto de “partido católico”. Tanto la Doctrina de la Iglesia como la realidad de separación Iglesia-Estado hizo que los partidos católicos pasaran a la historia ya hace mucho tiempo. El SAIn no es un partido católico porque no puede serlo, ni ningún partido puede proclamarse así.

Tampoco existen los partidos provida. La mayoría de los partidos que dicen defender de la vida son más bien: pro algunas vidas. Primero porque en más de una ocasión desde corrientes provida se ha justificado la disminución del número de abortos, no su abolición. En segundo lugar porque no se puede ser provida y no defender a los pobres, que son los que de forma aplastante sufren el ataque a su vida y a su dignidad, y con ellos, toda la humanidad. No se puede estar contra el aborto y defender la electrificación de la valla de Ceuta y Melilla, o defender de hecho la muerte de personas en el Estrecho. No se puede defender el derecho a la vida y a “la familia” y defender los desahucios, que son el mayor ataque a la familia que ha sufrido este país en los últimos años. No se puede ser provida y no luchar contra la corrupción política, porque los políticos han llenado los bolsillos en España a costa de los salarios y del trabajo digno de muchas familias. Muchos de estos partidos defienden en realidad la vida en el momento de la concepción y en el momento de la muerte, pero se desentienden del resto del trayecto vital. Eso no es ser provida.

El partido SAIn viene denunciando esta realidad desde su nacimiento. En el año 2004 nos pronunciamos en un manifiesto ampliamente difundido: “Después de las elecciones del 14 de marzo constatamos, una vez más, que no existen enfrentamientos radicales entre unos partidos y otros. Ninguno pone en tela de juicio los fundamentos del sistema socioeconómico actual, el sistema capitalista”

Ahora algunos se rasgan las vestiduras por la retirada de la ley de Gallardón. El PP nunca defendió la vida. Muchos de los que ahora se escandalizan callaron con el gobierno de Aznar. En 2004, tras los ocho años de gobierno de Aznar, el Partido SAIn afirmaba: “Puede parecer que solo existe verdadero enfrentamiento de posiciones en un tema: el aborto. Pero a poco que analicemos eso vemos que no es cierto. En los 8 años del PP el aborto ha aumentado un 37%, estando próximos a los 80.000 abortos por año. La política del PP en esta materia ha provocado que el aborto se esté utilizando como método de planificación familiar y que “de hecho” se practique el aborto libre en los tres primeros meses de gestación”. Así que no se nos puede pedir que rompamos ahora con Rajoy. Nunca hemos estado con él.

La “confusión propagandística” practicada tanto por el PSOE como por el PP y ahora por un próximo bloque de partidos que dicen defender la vida, utilizan como moneda de cambio electoral las vidas de los no nacidos y de las mujeres.

La realidad del aborto en España no se cambia sólo, ni en primer lugar, con leyes, sino transformando las circunstancias que empujan a una madre a abortar. Esto necesita desarrollar una acción decidida contra el hecho real del aborto combatiendo las causas, construyendo sociedad frente al poder partidista. Esto no está en el horizonte de ningún partido del arco parlamentario ni de estos partidos que ahora se unen en coalición para defender intereses políticos que nada tienen que ver ni con la defensa de la vida, ni de la familia ni mucho menos con la Justicia y la Solidaridad.

Mónica Prieto

Artículos relacionados

Compartir

Sobre el autor

invitado

(9) Comentarios

  1. “El aborto mata la paz del mundo…Es el peor enemigo de la paz, porque si una madre es capaz de destruir a su propio hijo, ¿qué me impide matarte? ¿Qué te impide matarme? Ya no queda ningún impedimento. El aborto va en contra del mandamiento del amor” (Madre Teresa de Calcuta)
    “Me parece tan claro como el día que el aborto es un crimen.(Mohandas Karamchand Gandhi)
    El aborto no es una cuestión meramente de creencias sino que se trata de un derramamiento de sangre; no es simplemente sobre puntos de vista sino sobre víctimas.”(Padre Frank Pavone)
    Y tantos grandes hombres y mujeres defienden y defenderán siempre el regalo de vivir… ¡Gracias SAIN por luchar a favor de la vida!

  2. Estimados participantes, me duele comprobar que todavía hoy, con la situación tan delicada que vivimos, tenemos representantes de partidos que se proclaman como defensores de la Vida y se dedican a romper todo posible acuerdo que posibilite la unidad de acción y la recuperación social y de valores, como el derecho a VIVIR. No necesitamos excusas basadas en la ideología de partido, ni en su interpretación de la historia política y de los demás partidos. Lo que necesitamos es que haya diálogo y compromiso entre las personas responsables de aquellos partidos políticos y asociaciones sociales que quieren recuperar los valores innegociables y la dignidad que la actividad pòlítica tiene que garantizar. Escuchar a Älvaro, salir de vuestra burbuja, y arriesgaros a saber algo más sobre los que criticáis.

    • Miguel, cuando esos partidos defiendan a los inmigrantes empobrecidos y a los desahuciados seguro que se llega a un acuerdo para defender juntos la vida, toda vida, juntos

  3. Creo que os estais equivocando en el diagnóstico, a lo mejor deberíais informaros mas de lo que proponen otros partidos, conversar con ellos cara a cara, os sorprenderíais, de verdad, la próxima vez que os lo propongan no dejéis de ir a alguna de esas tertulias-exposición. Saludos. Un votante vuestro.

    • Alvaro, esos partidos que dicen defender la vida quieren más cuchillas para la valla de Melilla. Quieren más violencia y muerte para aquellos a los que Europa ha quitado su medio de vida. No hay vidas de primera y vidas de segunda. Desgraciadamente solo defienden la vida de los no nacidos. Cuando nacen, sobretodo si sin pobres, piden más violencia y persecución.

  4. amén!

  5. Totalmente de acuerdo, el aborto es la consecuencia de convertir al ser humano en productor/consumidor, con esa visión materialista de la persona se llega a plantear la “oportunidad” o no de nacer, si es útil cuidar a un enfermo terminal, etc. Esto sólo se cambiará con una sociedad más humana y no utilitarista.
    Tampoco yo rompo con rajoy, ni creo que la solución pase por un cambio de leyes.

  6. Animo, necesitamos un partido de izquierdas que defienda la vida humana EN TODOS sus estados y que defienda el hábitat más fiable para los más débiles, la familia.

  7. Totalmente de acuerdo la autora