La Universidad de Málaga acoge las I Jornadas contra la trata y la esclavitud sexual

Su fundador, Don Brewster, pastor evangélico en su país de origen (EE.UU.) -ahora vive en Camboya-, complementó el impresionante testimonio de los vídeos con las respuestas a las preguntas e inquietudes que lanzaron los asistentes a este foro.La película se centró en la cultura del turismo sexual con menores, tan extendida en Camboya y el sudeste asiático, además de como varias mujeres que se vieron forzadas a vender su cuerpo, lograron salir de ese círculo vicioso, y ayudan ahora a otras mujeres que viven esas situaciones.Brewster destacó después de las proyecciones que “el problema no es tanto económico, sino también moral, haciendo falta un trabajo de conciencia entre los hombres que demandan estos servicios”. También hizo un relato de los trabajos que realiza su fundación, con diversas terapias, centros de apoyo, restauración, talleres de empleo, acciones de seguridad.

Abortos, suicidios, depresiones, trastornos psicológicos, etc… son algunas de las consecuencias y problemas paralelos al de la esclavitud sexual a los que Agape intenta hacer frente día a día. “Todo comenzó hace ocho años, cuando mi mujer y yo vimos el problema en primera persona en Camboya. Los cristianos estamos llamados a estar con los más débiles y oprimidos”, comentó sobre los inicios de la fundación.

También incidió en la importancia del lenguaje, mencionando la palabra ‘violación’ cuando se habla de servicios sexuales o sexo con menores. “En España, según las estadísticas, un tercio de los hombres ha recurrido alguna vez al sexo de pago y han de ser conscientes de que están contribuyendo a un crimen”, continuó.

Uno de los momentos más impresionantes fue cuando le preguntaron lo qué sintió al verse frente a frente con un abusador o proxeneta. Entre risas dijo haber deseado tener una pistola en las manos, pero ya en serio señaló que lo importante de esas situaciones era establecer una relación con ellos, haciéndoles ver lo duro del sufrimiento que están creando y que abandonen el negocio.

Tras ocho años de trabajo, siempre con la perspectiva de empezar desde lo pequeño, las líneas están claras para el futuro, establecer vínculos con las niñas más vulnerables, crear centros de empleo para los padres, y educar con recursos y apoyos a las familias. “El amor es el arma más poderosa, es la mejor motivación para luchar contra la trata sexual. Hay que ser consciente al mundo que nos enfrentamos, la demanda entre los clientes sigue subiendo, aunque afortunadamente el número de niñas en este mundo baja”.

Agape International también se echa al terreno más fangoso de amedrentar, siempre con una dinámica no violenta, a los turistas sexuales, informarse de dónde se alojan, y ponerlos en manos de la policía con equipos de trabajo muy bien organizados. Aunque la corrupción existente en la policía camboyana, y la dejadez política de los países de origen de estos turistas sexuales (UE y USA principalmente) hacen que la dificultad todavía siga siendo mayúscula.

Malaka.es tuvo la suerte de hacerles algunas preguntas en exclusiva, tras el acto, y estas fueron sus respuestas más destacadas:

Malaka.es: ¿Realizaría usted esta labor sin ser cristiano?
Don Brewster: No lo sé. Esto lo hago por seguir a Cristo, es lo que Cristo pide de mí, aunque también sé de gente que trabaja en esta materia sin ser cristiana.

M.es: ¿Cómo se financia su organización?
DB: Empezamos con los donativos de una parroquia en Estados Unidos, y ahora recibimos fondos de algunas empresas, de 47 estados de Estados Unidos y de otros 19 países. Y todavía no es suficiente.

M.es: ¿Cree que la instalación de un complejo como EuroVegas en España atraerá a las redes de trata de mujeres con fines sexuales?
DB: No lo sabremos hasta entonces. Pero lo que sí está claro es que en todos los sitios del mundo donde se han establecido centros de juego y ocio de este calibre, la esclavitud sexual ha aumentado enormemente. Si no ocurre en España sería una gran excepción. En España son demasiados los sitios con ‘luces rojas’. [Son muchos los autores que afirman que nuestro país es el prostíbulo de Europa]

M.es: ¿El sexo de pago no se erradica en España por el negocio que genera y la inacción política?
DB: No estoy cualificado para afirmar esto, lo único que espero es que los gobiernos pongan todo de su parte para atajar esto.

Su estancia en Málaga concluyó con un segundo foro de debate en la Iglesia del Hospital Civil, bajo el título “La influencia de la iglesia en la Sociedad Actual: la trata de personas”

Luis F. Prieto