Noticias — 11 febrero 2018 — IMPRIMIR
¿Es posible una Compostela sin explotación? Queremos que sí lo sea.

2018-02-07_SAIn-GALHoy hemos disfrutado con la mesa redonda sobre la explotación en Compostela.

Decimos “hemos disfrutado”, porque aunque el tema es muy doloroso e indignante ha sido una alegría contar con el testimonio de personas que han sido valientes y solidarias con sus compañeros de trabajo y nos han contado cómo están el sector del textil y la hostelería en Santiago.

La hostelería sostiene un altísimo grado de explotación laboral y tiene mucho peso en una ciudad tan turística como la nuestra.

“Se firman contratos por pocas horas, aunque se trabaje tres y cuatro veces más, lo que hace que se cotice poco lo que repercutirá a la hora de cobrar la pensión.”

¿Qué hay locales donde no existe esta explotación? tal vez…, pero no es fácil encontrarlos.

“Los empleados de aquí están mal pero peor aún los extranjeros. Si entras en un local y no ves más que empleados inmigrantes ya sabes lo que éstos están padeciendo. Fijo, no falla”.

“En el comercio del textil podemos decir que no están mal pagadas las horas de trabajo como dependienta, el problema es que no puedes trabajar más de 20 horas semanales y entonces no cobrarás más de 520€. Además el horario no es fijo. Como has firmado que tienes flexibilidad pues te cambian contínuamente las horas de modo que es imposible la conciliación familiar, por ejemplo”.

Ambos ponentes nos confirman que si trabajas motivado rindes más y beneficias a la empresa, pero de esta manera no existe la motivación por ningún lado.

¿Hay salidas?

“Sí, claro. Si las compañeras nos unimos, si somos solidarias unas con otras (cosa que los diferentes convenios, horarios…, etc., dificultan mucho) es posible. Ya tenemos casos en Galicia, las empleadas de Berska de Pontevedra, eso nos hace ver que no está la batalla perdida. Más inspecciones reales…”

Nos quedó buen sabor de boca porque después de conocer éstas y otras situaciones tan duras vemos que, igual que muchos trabajadores explotados ya han comenzado a asociarse y defender sus derechos, también en Compostela se quiere trabajo digno.

Gracias a los tres.
Nos encontramos en la lucha.

Artículos relacionados

Compartir

Sobre el autor

invitado

(0) Comentarios

No se permiten comentarios.