Encuentro con luchas de hoy

Luchas01En la Jornada de Formación sobre Inmigración y Explotación Laboral que organizada por el Partido SAIn en Torrelaguna, seguimos comprobando cómo hay que conocer para actuar. En esta ocasión contamos con las colaboraciones fundamentales de Serigne, de la Asociación Sin Papeles de Madrid y Ángela, de las Kellys también de Madrid, trasladándonos sus experiencias de lucha.

Luchas02

Comenzamos la mañana con Serigne, explicándonos cómo la llegada de inmigrantes se produce de manera “ilegal” porque hay una política que ha cerrado todas las vías legales”. Nos contó cómo pudo empezar a subsistir vendiendo gracias a la solidaridad de los compañeros, que le regalaban lo que ellos ya no vendían; la realidad es que nadie quiere vender en la manta, todos preferimos un trabajo digno. Pero mucha gente sigue en la manta porque no hay otra salida. Conseguir papeles es casi imposible. Ante esta dificultad, gracias a su lucha asociada y la colaboración solidaria de otras organizaciones han conseguido despenalizar “La Manta”. Para la mayor parte de los subsaharianos, el idioma es una dificultad, pero no tener documentación es un problema. A esto se añade que los subsaharianos son más “visibles”; Serigne nos comentó cómo en la época de Rubalcaba la policía tenía cupos de emigrantes a detener, se lo decían los propios policías: si vas sólo, no podías entrar en Lavapiés y salir sin que te detuviera la policía, la asociación es una protección ante esta discriminación. Ahí se sitúa también la creación de cooperativas, que sirven para ir cotizando, porque los papeles no son eternos y sin trabajo se pierden, empujando nuevamente a la ilegalidad. Serigne nos contó también cómo había estado en todas las comisarías de Madrid, pero había tenido la suerte de no haber entrado en el CIE: “Un CIE no es una cárcel, es peor, es detención sin delito, es por no tener papeles… es violencia”. En la asociación Sin Papeles de Madrid huyen también de la autodiscriminación: no se puede distinguir entre inmigrantes y refugiados, todos buscan una vida más digna.

Luchas03

En el Partido SAIn creemos que cambiar la conciencia y modificar las leyes es nuestra tarea. No podemos olvidar la realidad de explotación internacional. Por eso hemos trabajado y seguimos trabajando con organizaciones que colaboran con migrantes y refugiados y sus asociaciones directamente: un bien que podemos hacer, y en esa tarea fundamental estamos, es ser puente entre organizaciones de empobrecidos y presionar para que los políticos cumplan sus compromisos: presión e información política, aumentar la denuncia (incluso judicial), colaborar con otros en esto,… En la acción política entra de lleno conocer a las víctimas, conocer sus vidas y sus luchas, compartirlas… Tenemos que cambiar lo concreto y apuntar a las causas, con elementos que permitan la transformación de la sociedad.

Luchas04

Durante la tarde contamos con la presencia de Ángela, de las Kellys de Madrid que nos contó como comenzaron contándose sus penurias en redes sociales y a partir de ahí decidieron auto-organizarse para luchar. Se dice que el sector del turismo, la hostelería, es el motor de la economía de España, pero los empresarios explotan a las trabajadoras: se hacen contratos de 4 y 6 horas con una carga de trabajo que duplica este horario y los salarios que marcan las empresas de externalización están un 40 % por debajo del convenio. Además de explotación, esto es un fraude a la seguridad social. La realidad de explotación de las que limpian los hoteles es brutal, con ocho meses de desempeño, una trabajadora ya sufre daño físico y apenas se reconocen las enfermedades profesionales: el pecho de los colchones y el carro, 20 Km. diarios de caminar,… Los hoteles se renuevan estéticamente pero no invierten en ergonomía para cumplir la Ley de Prevención de Riesgos Laborales: todo es ganancia para unos pocos. El precio medio de una habitación de hotel es de 134 €, de los que la empresa de externalización de limpieza se lleva 12 € y la camarera 2 €. Solo se cobran las habitaciones (ni pasillos, ni zonas comunes, ni office…). Ángela reflexiona acerca de cómo dicen que “el sector en el que trabajamos es el motor de nuestra economía, pero nos tienen explotadas”: el turismo crece en el PIB del 11 al 13%, hay de 70 a 83 millones de turistas pero la explotación aumenta… “la riqueza la capitalizan pocos”. La asociación de las Kellys constata cómo los sindicatos están contra la solidaridad firmando los convenios que dividen a los trabajadores y no se puede dialogar con ellos, porque consideran a las Kellys como unas intrusas: “Se creen los mesías de la lucha obrera. No nos escuchan”. Por todo esto decidieron estar autoorganizadas. Los sindicatos… “Cómo que no”, remarca Ángela. Ni liberados, ni subvenciones: “nosotras llevamos esta lucha adelante, autofinanciándonos, porque no lo hacen los sindicatos”. No hay voluntad política para erradicar esta situación y aquí también se manifiesta la fuerza que podemos tener cada uno: “Cómo usuario, pregunta si hay externalización. O pregúntale a la camarera su ratio de habitaciones y refléjalo en la hoja de calidad al salir del hotel” nos recomienda Ángela. Es fundamental visibilizar estas situaciones y acabar con ellas.

Resumiendo en dos palabras: Dignidad y ¡dale, dale y dale!

Gracias Serigne y Ángela. Nos vemos en la lucha.

Luchas05

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *