Derechos Humanos en la Venezuela del siglo XXI


193-A

La creciente aniquilación del Estado de Derecho en Venezuela y la angustiante situación de violencia con 25.000 homicidios el año pasado describen la compleja situación por la cual atraviesan los venezolanos. Venezuela es el segundo país con mayor tasa de asesinatos por habitantes en el mundo. El Instituto Nacional de Estadísticas Indicaba que en 2013, 416.326 hogares se incorporaron a la pobreza. Hoy en el país según cifras oficiales existe un total de 9.174.142 personas pobres, 2.791.292 en extrema pobreza.


El aumento de la pobreza en el país es una situación grave en materia de derechos humanos, porque significa un incremento de la exclusión y con ello la privación de: vivienda, salud, empleo, etc. Esta es la principal razón por la cual la población ha salido a manifestarse. Lamentablemente estamos en presencia de una guerra declarada por el Gobierno contra los pobres, los ciudadanos críticos,

disidentes u opositores. El presupuesto de 2014 destina a la adquisición de equipos de “orden público” más del doble de lo que otorga al sector vivienda. La mortalidad materna ha aumentado a 70 por cada 100.000 habitantes, más de 800 mil adolescentes están fuera del sistema educativo o más del 30% de los quirófanos no funcionan.

El Gobierno ha violado el mandato constitucional, al querer impedir por la fuerza el desarrollo del ejercicio democrático de la voluntad popular. Para construir una sociedad justa y amante de la paz no se pueden utilizar los mecanismos de represión que el gobierno a través de sus cuerpos de seguridad ha utilizado en contra de los ciudadanos.

Las rectificaciones tienen que ser integrales: en lo económico, en lo social y en lo político y principalmente tiene que haber más eficiencia, eficacia y transparencia. Tenemos que ser conscientes de que, si no hay asociación y promoción del pueblo que permita hacer presión a los que están en el poder para que rectifiquen, va a ser imposible un cambio de conducta por parte de los que violan los derechos humanos en nuestro país.